Debate sin sabor a dabate

Nada de nuevo

El mal denominado debate entre candidatos presidenciales se produjo en un contexto insultante de denuncias de corrupción  contra el Gobierno y también sospechas en contra de la administración del alcalde de Quito por parte del oficialismo, en las negociaciones con la multinacional Odebrecht para la construcción del metro de la capital. Las redes sociales son un hervidero en una lógica, en donde van y vienen, acusaciones, consignas, fanatismos,  apoyos a los diferentes bandos. Pese a que las grandes preocupaciones de la población son la crisis económica y el desempleo, sin embargo la corrupción copa la agenda de estas últimas semanas. El leit motiv son las declaraciones del exministro de Hidrocarburos, Carlos Pareja Yanuzeli (CAPAYA), desde la clandestinidad, que apuntan contra el actual vicepresidente-candidato, Jorge Glas, quien no ha tenido la fuerza suficiente para explicar las acusaciones de su manejo en los sectores estratégicos. No obstante, las declaraciones de CAPAYA también ponen en aprietos al Fiscal de la Nación porque, según sus palabras, no realiza los procesos adecuados e investiga a las personas que no tienen responsabilidad. Nadie sabe por qué la lentitud del Fiscal y la opacidad en la resolución del caso Odebrecht.

Primeras viñetas

Muchos creían que Lenín Moreno no iba al “debate”, pero se la jugó. En estos casos, no le quedó de otra, sin embargo el tiempo de intervención le resultó muy largo en varias ocasiones. Los nervios fueron palpables. Sin duda, tener siete en su contra fue cosa seria. Lo curioso fue que Moreno se apropió del discurso contra la corrupción y su propuesta de la Ley Bisturí contra los corruptos de ayer y ahora. Ningún candidato, contra natura, pensó en el nocaut: la tibieza de Moncayo, la indiferencia de Lasso, los golpes benignos de Dalo y los dudosos de Espinel, el giro de Cynthia, el intento de encender las llamas de Zuquilanda y la tercera vía de Pesántez… fueron golpes al aire a un candidato oficialista untado de mucha vaselina para resistir la paliza que nunca hubo. Respecto de la corrupción, Dalo y Espinel fueron los más frontales. Y un poco Cynthia. Moncayo quiso, pero su asesoramiento de no confrontar se equivocó una vez más. Es que nadie entiende el discurso de la socialdemocracia del siglo XXI.

El formato del debate

El formato no permitió nada más allá de lo evidente. Muy pobre en contenido, porque se plantearon preguntas muy generales, demasiado abiertas. Todo un mes de expectativa para abrir los micrófonos a los postulantes y no plantear temas frontales y puntuales. En eso fue mejor el debate organizado por la Cámara de Comercio de Guayaquil. La gente quería escuchar respuestas, por lo menos un bloque, sobre temas de corrupción. Parece que este aspecto no era lo suficientemente importante, pese a que se ubica en el tercer lugar de demandas ciudadanas después de la crisis económica y el desempleo. Fue un debate con muchas expectativas y pocos resultados. Lo evidente, la forzosa actuación de Moreno y la disputa por el segundo lugar de Lasso y Cynthia, cada cual con su estilo.

Frases célebres

Dalo lanzó la primera piedra: “es el gobierno más corrupto de la historia”. Cynthia no se quedó atrás: “No podrán disfrutar lo que se robaron”, refiriéndose a quienes se les demuestre corrupción.

Pelotones

Tres candidatos llegaron en el primer pelotón a este espacio según las encuestas, pese a las diferencias en determinar quién va segundo. Sin embargo, ningún postulante a Carondelet llegó tan golpeado como Lenín Moreno por los #capayaleaks. Moreno llegó tan fracturado al punto de abrir el populismo a la máxima expresión, ofertando subir el bono de USD50 a USD 150, como si los ecuatorianos fuésemos tan pendejos para no saber que en crisis económica eso es imposible. Por otra parte, Lasso no logra todavía explicar cómo creará un millón de empleos, sin que eso desacredite que sus emprendimientos anteriores. De su parte, Moncayo sigue apostando al municipalismo y desde ahí promete generar empleo en obra pública, mientras que Cynthia apunta al giro de la macroeconomía y sentar las bases desde nuevas reglas del juego para propiciar confianza en los inversores. Los otros candidatos, como Zuquilanda, apuestan por negociar tratados comerciales con todo el mundo y reestructurar el Estado en su tamaño.

Tipo de Estado

El común denominador para los candidatos de oposición es diseñar un estado de cosas para que la justicia sea independiente, se elimine el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, se nombre de manera diferente a las autoridades de control y el poder electoral. En este punto, Moreno quiere seguir con la misma estructura. Pese a que hay una coincidencia de los candidatos en llamar a una consulta popular con formato de referendo para el efecto, sin embargo Wacho Pesántez cree que lo adecuado es una Asamblea Constituyente como lo propuso Enrique Ayala Mora. Entre los vacíos propuestos por los candidatos queda por saber los tiempos, los recursos y los procedimientos para desmontar el correísmo. Cric, cric, cric.

Economía

Qué sucederá con los compromisos con China. Cómo se reestructura la deuda externa. Cómo se transparentará la deuda del Estado al IESS. Qué sucederá con los recursos que se descubran como sobreprecios. Qué instituciones del Estado se mantendrán y cuáles se eliminarán. Cómo se sustituirán los ingresos que entran como impuestos, si se ofrece reducir y eliminar algunos. Qué pasará con la gente que no puede seguir pagando el hipotecario.

Estado liberal o conservador

Ningún candidato se refirió al Estado en términos liberales o conservadores. Qué sucederá con la demanda de un sector muy importante de mujeres acerca de la despenalización del aborto en casos de violación. Qué opinan respecto del consumo de marihuana para casos que la medicina respalda. Qué postura hay acerca del matrimonio monoparental. Qué se piensa de la eutanasia.

Cierre

Mucho ruido y pocas nueces. Esta semana es clave. La gente no entiende por qué los candidatos no asumen una agenda contra la corrupción colectiva y con capacidad de desprendimiento personal. Vamos rumbo a unas elecciones atípicas y de un post de crisis económica de miedo.

Seguimos analizando…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s