En Ecuador no se vota por partidos

Toda contienda electoral está plagada de chismes, falsos pronósticos y especulaciones, donde se erigen triunfadores y perdedores, incluso meses antes de que la población asista a las urnas y decida en ese mismo día, sin embargo en Ecuador hay muchas variables que impiden tener claridad acerca de la intención de voto, como la histórica volatilidad, la indecisión, la personalización de la política, los recursos de propaganda, la guerra de las chequeras, las estrategias clientelares y el uso de las redes sociales.

La volatilidad se explica porque los ecuatorianos mudan sus preferencias electorales en cada contienda, por lo cual el voto no es ideológico. Puede darse el caso que alguien vote por un candidato a Presidente y beneficie a los postulantes para legisladores de otro partido. De la mano de este factor, se encuentra la indecisión, lo que hace pensar que nunca gana el mejor candidato, sino más bien el que al final pudo persuadir al electorado por medio de múltiples estrategias.

También es bien conocido que la gente no vota por partidos políticos, sino más bien por la empatía, atracción y cierto sentido de identidad con las personas. Es decir, en Ecuador funciona a las mil maravillas la idea de un líder que persuada, que embruje, que coquetee con las masas. Es ahí donde el líder carismático entra en escena, pese a que no podemos poner en esa categoría a Osvado Hurtado, Rodrigo Borja, Sixto Durán Ballén, cuando sí a Velasco Ibarra, Carlos Guevara Moreno, Asaad Bucaram, Jaime Roldós, Abdalá Bucaram y Rafael Correa.

El clientelismo será otro factor histórico que influya en las decisiones y eso no es algo actual, pues viene desde el inicio de la república, bajo la modalidad de intercambio de favores de corte coyuntural. Parecería que quien regala más, puede captar votos. Esta práctica se conecta con la guerra de las chequeras, donde los auspiciantes pesan más que los candidatos. Y ahora no se puede perder de vista el mundo de las comunicaciones y las redes sociales, por eso algunos gobiernos las temen y repudian, sino miremos qué pasa con la censura en varios países. Faltan pocos meses y el panorama es incierto.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s