Después de las marchas, qué

Pareciera que la visita del Papa es un tiempo para recobrar fuerzas para la oposición y el Gobierno, antes que de reflexión y descanso. No hay condiciones para el diálogo, debido al clima de confrontación de las partes, pero especialmente del Ejecutivo quien desconoce el descontento popular, no solo de las clases medias y pudientes como afirma la propaganda oficial. Solo necesitamos ver cómo ha caído progresivamente el líder en todas las encuestas en temas de credibilidad y aceptación. En estos días la incertidumbre está más presente que nunca, como si la cuerda se fuera a romper por el lado más flojo, es decir en la parte de quienes no están a la altura del momento histórico. Sin embargo, hay que poner acento en algunos aspectos.

El grito “fuera Correa fuera” expresa el hartazgo acumulado de un segmento de la población, que no quiere ni apoya un golpe de Estado, pero sí pide rectificaciones al agresivo, descalificador y perseguidor discurso de PAIS. Por tanto, la propuesta de las leyes de Herencias y Plusvalía fue el detonante. Por otra parte, el grito “fuera Correa fuera” tiene múltiples significados y demandas: contra la propuesta de reelección indefinida de quienes rehúyen de la fiscalización y temen perder el empleo después de la revolución, contra el monopolio de la verdad, contra las enmiendas, contra el arribismo de los compradores de mansiones con los préstamos del BIESS, contra la ficción de buscar enemigos en todas partes, contra la absurda idea de Golpe de Estado mientras el Presidente cantaba y los “panas-ministros” hacían coro ante la inminente caída… por favor…

No obstante, en este contexto el Gobierno sigue conservando una amplia base de apoyo, pero de lejos mucho menor que en los mejores momentos de la revolución ciudadana, debido a las constantes y evidentes contradicciones entre el discurso y la práctica. Basta recordar la promesa de no explotar el Yasuní, los 300 años que iba a durar la constitución sin meterle la mano, la idea de respetar la alternabilidad en el poder como está escrito en el plan originario de PAIS del 2006, el fomento a la participación libre, no regulada ni controlada y, peormente, castigada o judicializada, la idea de austeridad versus los nuevos ricos. Todas estas promesas son lejanas y parece que nunca fueron de la revolución.

Tampoco se puede desconocer que si bien la oposición ha ganado espacio, sin embargo no es un todo orgánico. Hay figuras que volvieron a despuntar y otras que desde años quieren capitalizar el anticorreísmo sin ningún resultado. Todavía no hay partido, movimiento o figura que capitalice el descontento ciudadano. Tampoco hay un sucesor del oficialismo, lo que obliga a Correa a seguir en el empeño de ser el gran elegido ante la fragmentada oposición y la cada vez menos nutrida militancia. Este escenario se complejiza más por dos razones. La primera, la gente protesta contra uno, pero también busca un representante que no aparece todavía.

Ahora bien, esta fragmentación de los opositores que se evidencia en la propuesta de distintas marchas de Quito y Guayaquil, además que algunas de las marchas no se juntan entre sí, le permite al Gobierno maniobrar, pero ya no con las mismas ventajas de antes, pues a pesar de tener todos los poderes ya no goza de ninguna garantía, porque las movilizaciones son más contundentes y, por otra parte, la estrategia de dividir a los sectores ya no le sirve, porque a la larga esta estrategia estalla y, en algún momento, todos estos sectores divididos se juntan ante el mismo descontento.

 

 

 

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Después de las marchas, qué

  1. Ma.Fernanda Moncayo

    Qué desilusión para todos quienes creímos en la propuesta inicial de AP, se sentía un ambiente diferente y equitativo al principio, pero ya no, en algún momento del camino el Presi perdió la perspectiva y se desubicó, y sí, indigna saber que tenemos que optar por la austeridad mientras que los de AP seguirán viviendo cómodamente y contrariamente a lo que tanto predicaron y predican.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s